Coaching es un proceso de apoyo para el desarrollo personal y profesional, que se lleva a cabo mediante el asesoramiento por parte de un especialista en comportamiento humano que ayuda a encontrar respuestas y recursos ante bloqueos de índole preferentemente personal.

El enfoque y filosofía de este proceso se remonta a Sócrates. Se basa en la "mayéutica" o técnica de la comadrona: "Explicitemos lo que hay que hacer. Sin embargo, tú eres el protagonista, quien empuja, quien grita, quien pare".

Las preguntas adecuadamente administradas hacen de facilitador del "parto", de la "solución". No hay parto sin dolor, ni solución fácil. Se trabaja con el cliente para que él logre las metas que se propone y acepta.

El coaching, 

¨       Moviliza los valores centrales de la persona. 

¨       Facilita que el cliente se adapte a los cambios de manera eficaz. 

¨       Estimula hacia la consecución de resultados ambiciosos. 

¨       Destapa la potencialidad de las personas, permitiendo alcanzar metas que de otra manera serían consideradas inalcanzables. 

¨       Renueva las relaciones interpersonales y hace eficaz la comunicación entre las personas. 

¨       Predispone a las personas para la colaboración y para el trabajo en equipo. 

En el coaching el rol del coach es activo. Sin embargo, quien marca el ritmo del proceso es el cliente, la validación de la eficacia del coaching la proporciona el cliente. Es él quien opta, quien, en último término, resuelve. 

Frente a otras propuestas de aprendizaje no importa que el coach sienta que ha hecho un trabajo excelente, lo que importa es el juicio del cliente y, si a partir del coaching, es capaz o no de tomar decisiones distintas de las que tomaba o no tomaba. 

El coaching no es una técnica que se rija por leyes estrictas y se aplique mecánicamente. El coaching se apoya en bases teóricas sólidas. Pero no basta con conocerlas adecuadamente para transformarse en un buen coach. 

Algo importante en la formación y desempeño del coach es el haberse sometido uno mismo a la experiencia de coaching y haber estado en más de una oportunidad en el lugar del cliente. Uno de los requisitos de un programa de aprendizaje de coaching incluye que el aprendiz se abra a la experiencia.