Los usuarios del coaching suelen ser personas con responsabilidad, generalmente de mando, dentro de una organización.

Todas las personas consideradas “clave”, desde el punto de vista objetivo, porque son responsables de personas o de importantes recursos o desde el punto de vista subjetivo, porque se considera que lo necesitan.