Los últimos años han visto un aumento en las oportunidades empresariales disponibles para las personas que desee incursionar en el universo del emprendimiento, personas que buscan liderar y tener éxito en sus propios negocios.

Sin embargo, el colapso que enfrenta al mundo en medio de la pandemia por COVID-19, trae a la palestra del mundo empresarial nuevos retos, pero también nuevas formas de hacer negocios en un contexto donde las nuevas tecnologías de comunicación e información juegan un papel preponderante.

Gracias a la internet y los sistemas de mensajería concentrados en torno al comercio en línea, muchas de las empresas con presencia en la internet y contaban con formas de llegar a las personas mediante las diversas plataformas para colocar sus productos y servicios en el mercado. Durante la pandemia por COVID_19 no se trató de generar ideas innovadoras con el fin de tener y satisfacer una demanda no satisfecha del todo. Si se compara al mundo de los negocios antes, durante y después de la pandemia probablemente nos enfrentemos a situaciones completamente diferentes en cada uno de los momentos. Por ejemplo durante la pandemia al estar las personas en el confinamiento para evitar los contagios, el comercio electrónico y las entregas a domicilio vieron incrementadas sus ventas, cuando antes de la pandemia el sistema de entregas y los negocios por internet aún no cobraban la relevancia o tenía un crecimiento moderado, especialmente entre la población más joven, ya que había desconfianza, además de poco conocimiento de las diversas plataformas y las formas de hacer negocios con la ayuda de una computador o un teléfono celular y la internet.

Ante un universo de personas, compradores en potencia de casi todos los productos existentes quienes estaban en internet pudieron, sortear obstáculos y aprender a sobrevivir. Este mecanismo de supervivencia es el que deben encarnar las personas que  hoy en diía deseen incursionar en el universo del emprendimiento.

¿Qué significa ser emprendedor?

Un emprendedor se define como cualquier persona que funda u organiza una empresa y luego continúa siendo un participante activo en la operación de esa empresa. En otras palabras, un emprendedor es cualquier persona que lanza y continúa dirigiendo su propia empresa.

En la mayoría de los casos y muy especialmente en los países donde el desarrollo económico  aún no esta a la vanguardia los emprendedores suelen financiar sus empresas mediante préstamos de familiares o amigos que unen sus propios ahorros. Esto resalta la importancia de contar con un plan financiero sólido, así como un conocimiento profundo de los riesgos inherentes a la empresa.

Existen ejemplos de emprendimiento como Yuya, una joven de solo 25 años que ha logrado éxito en Internet trabajando como YouTuber. Su canal es el más popular de México en el nicho de Belleza y Estilo. ¡Son más de 22 millones de suscriptores!

Evan es un niño de apenas 8 años que se ha convertido en todo un referente de emprendimiento digital en Estados Unidos. Tiene un canal de Youtube llamado Evantube donde publica videos opinando sobre productos para niños de su edad. Con más de 5 millones de suscriptores, sus videos han alcanzado millones de visualizaciones y podría estar generando más de un millón de euros al año.

Angi y Javi son dos jóvenes emprendedores que a la vez son esposos, diseñadores y creadores de una de las marcas de tiendas online más conocidas de España, Mr. Wonderful.

La idea de negocio comenzó cuando ambos empezaron a planificar los detalles de su boda y se dieron cuenta que el nicho de mercado de los regalos de boda y en general estaba poco explotado.

Comenzaron a trabajar y crear productos para ganar un dinero extra, pero, un mes después, se vieron desbordados de clientes y pedidos, por lo cual decidieron dejar sus trabajos para dedicarse por completo a Mr. Wonderful.

Hoy día Wonderful cuenta con 150 empleados, vende en 26 países, tiene más de 1 millón de seguidores en Instagram y facturó más de 30 millones de euros en el 2016.

¿Cómo suena convertirse en emprendedor?

Convertirse en emprendedor,sSi bien no existe una forma "correcta" de convertirse en emprendedor, la trayectoria profesional general suele verse así:

Desarrolle una idea para un negocio único o en demanda.

Obtenga información y obtenga experiencia en una variedad de funciones comerciales, incluidas finanzas y contabilidad, administración y marketing.

Haga un plan de negocios y establezca una fuente (o fuentes) de financiamiento.

Reclute trabajadores y gerentes talentosos con las habilidades necesarias para desarrollar, probar, implementar, respaldar y mantener los productos de la empresa.

Diseñar estrategias para lanzar el producto o servicio y para atraer y retener clientes.

Una vez establecida la empresa, busque formas de aumentar los ingresos expandiéndose a nuevas áreas y líneas de productos.

A medida que la empresa madura, es probable que el papel del fundador incluya tanto la planificación estratégica a largo plazo como la gestión táctica y las decisiones financieras a corto plazo. Obtener una Maestría en Administración de Empresas (MBA) o un título similar centrado en la gestión proporciona a las mujeres emprendedoras las habilidades que necesitarán para tener éxito en cada paso del proceso a medida que alcanzan sus objetivos comerciales.

¿Cuáles son los 4 tipos de emprendimiento?

Cualquier persona interesada en iniciar y administrar su propio negocio debe considerar qué modelo empresarial prefiere: pequeña empresa, startup escalable, gran empresa o emprendimiento social.

Pequeños Negocios

Las pequeñas empresas representan la inmensa mayoría de los emprendimientos en casi tod el mundo. Una pequeña empresa puede ser cualquier restaurante o tienda minorista que haya iniciado un fundador, sin ninguna intención de convertir el negocio en una cadena, franquicia o conglomerado. Por ejemplo, abrir una sola tienda de comestibles se inscribe en el modelo de pequeña empresa; la creación de una cadena nacional de tiendas de comestibles no lo hace. Los empresarios de pequeñas empresas generalmente invierten su propio dinero para hacer despegar sus empresas, y solo ganan dinero si el negocio tiene éxito.

Inicio scalable

Las startups escalables son menos comunes que las pequeñas empresas, aunque tienden a atraer mucha atención de los medios. Estos negocios comienzan en una escala muy pequeña, a menudo como la semilla de una idea. Luego, este germen se nutre y se escala, generalmente a través de la participación de inversores externos, hasta que se convierte en algo mucho más grande. Muchas empresas de tecnología de Silicon Valley se rigen por este modelo; comienzan en un ático, garaje u oficina en casa antes de escalar eventualmente a grandes sedes corporativas.

Empresa grande

A veces, los emprendedores trabajan en el contexto de una empresa establecida más grande. Imagínese que trabaja en una gran empresa de fabricación de automóviles. A través de una cuidadosa investigación de mercado, se da cuenta de que existe una gran demanda de motocicletas y de que su empresa cuenta con muchas de las tecnologías y procesos para diversificarse en la producción de motocicletas. Acude a su jefe y solicita los fondos para lanzar una nueva división de motocicletas, y está aprobado. Este es un ejemplo de cómo podría verse en la práctica el modelo de emprendimiento de las grandes empresas.

El emprendimiento social

El último modelo a considerar es el emprendimiento social, que busca soluciones innovadoras a problemas comunitarios. Según Investopedia , los emprendedores sociales “están dispuestos a asumir el riesgo y el esfuerzo de generar cambios positivos en la sociedad a través de sus iniciativas”. En otras palabras, un emprendedor social lanza una organización que se centra fundamentalmente en la promulgación de un cambio social positivo, no solo en la generación de ganancias. El cambio social en cuestión puede estar relacionado con la conservación del medio ambiente, la justicia racial o la actividad filantrópica en una comunidad desatendida.

Emprendimiento de pequeñas empresas

Según la Administración de Pequeñas Empresas (SBA), más del 99% de todas las empresas estadounidenses pertenecen a la categoría de pequeñas empresas.

Definición de las características del espíritu empresarial de las pequeñas empresas

¿Qué distingue a los emprendedores de pequeñas empresas de otros tipos de emprendedores? Hay algunas características distintas:

Los empresarios de pequeñas empresas se centran inicialmente en un solo producto, mercado o localidad. Mientras se encuentran en su fase inicial, los emprendedores probablemente no tengan planes de expandir la empresa.

El objetivo inicial de los empresarios de pequeñas empresas es obtener ganancias, aunque incluso en sus primeras etapas, el negocio puede estar motivado por el deseo del empresario de lograr un cambio social.

La mayoría de las pequeñas empresas se autofinancian o se financian mediante préstamos para pequeñas empresas. Los inversores externos y los capitalistas de riesgo rara vez participan.

Estos son algunos de los mayores desafíos que enfrentan los emprendedores de pequeñas empresas:

  • Garantizar un flujo de caja estable sin depender de inversiones de terceros
  • Encontrar tiempo para la familia y los amigos
  • Mantenerse al tanto de la tecnología y los cambios del mercado que afectan al negocio.
  • Diseñar una estrategia de marketing para atraer al público objetivo de la empresa.
  • Mantener una sólida reputación para su marca.
  • Vigilando a la competencia