Ideal de Balance: Ser el Proveedor Elegido; Ser el Empleador Elegido; Ser la Inversión Elegida

 

 

Proveedor Elegido: Conservar la lealtad y el compromiso de nuestros clientes, desarrollando la cultura basada en su satisfacción, haciendo lo inesperado y excediendo sus expectativas. Empleador Elegido Mantener un ambiente de motivación para los colaboradores y nuestras estructuras organizacionales flexibles para permitirles dar lo mejor de sí; escuchar, elogiar, apoyar, guiar y ayudar a los demás a tener éxito. Inversión Elegida Ser, Hacer, Tener y Crecer como inversión más confiable y atractiva del mercado. Siendo organización de alto desempeño, la energía de toda la estructura se concentra en el balance final. Este triple balance es nuestro objetivo adecuado y señala Las Utilidades son el aplauso que se obtiene por cuidar a los clientes y crear un ambiente de motivación para los colaboradores. Ser el proveedor elegido es un desafío cada vez mayor. Así salid del océano rojo donde la competencia es orgánicamente destructiva e inarmónicos, asistimos a la creación de nuestro propio océano azul donde no existe la competencia. El mundo ha cambiado, ahora nadie debe persuadir a nadie, quién reina es el cliente. Las organizaciones no van para ninguna parte si no conservan la lealtad y el compromiso de sus clientes. Hoy esta es la nueva regla: “Si no se cuidamos a nuestros clientes, otros lo harán” Ser el empleador elegido es atraer y conservar a los mejores colaboradores. Un buen sueldo ya no es la única respuesta. Las personas buscan oportunidades donde sus contribuciones se valoran y recompensan, donde participen y se conceda poder, donde puedan desarrollar sus habilidades, vean, palpen e influyan sobre los resultados. Ser la inversión elegida es una organización de alto desempeño donde las ganancias sean un fuerte atractivo para los inversores; si las utilidades están en función de los ingresos menos los gastos, aumentamos las utilidades, comprometiendo e informando a todos y cada uno de los colaboradores de qué manera su participación genera dividendos, reduce costos y aumenta las utilidades para todos. Facultamos a nuestros colaboradores para crear clientes incondicionales; los clientes incondicionales se convierten en miembros del equipo de ventas, relaciones públicas, marketing, incrementando las ventas y la visibilidad; haciéndonos más atractivos como inversión.